A+ A A-

Esperanza de vida

Esta es una historia de vida y esperanza ocurrida en medio de la tempestad, tras el naufragio de una embarcación con 276 tripulantes a bordo:

"Cuando por fin decidieron mandarnos a Italia, Pablo y los demás prisioneros fueron entregados a un capitán romano llamado Julio, que estaba a cargo de un grupo especial de soldados al servicio del emperador.

Entonces Pablo les dijo a todos en el barco: "Señores este viaje va a ser peligroso. No sólo puede destruirse la carga y el barco, sino que hasta podemos morir. Al poco tiempo, un huracán vino desde el Noreste, y el fuerte viento comenzó a pegar contra el barco.

Durante muchos días no vimos ni el sol ni las estrellas. La tempestad era tan fuerte que habíamos perdido la esperanza de salvarnos. Como habíamos pasado mucho tiempo sin comer, Pablo se levantó y les dijo a todos "Señores, habrá sido mejor que me hubieran hecho caso y que no hubiéramos salido de la isla de Creta. Así no le habría pasado nada al barco, ni a nosotros. Pero no se pongan triste, porque ninguno de ustedes va a morir. A noche se me apareció un ángel, enviado por el Dios a quien sirvo y pertenezco. El ángel me dijo "Pablo, no tengas miedo...Dios no dejará que muera ninguno de los que está en el barco".

A la madrugada, Pablo pensó que todos debían comer algo y es dijo: "hace dos semanas que solo se preocupan por lo que pueda pasar, y no comen nada. "Por favor, coman algo. Es necesario que tengan fuerzas, pues nadie va a morir por causa de este problema".

En el barco había doscientas setenta y seis personas.
Los soldados querían matar a los prisioneros, para que no se escaparan nadando. Pero el capitán no los dejó, porque quería salvar a Pablo. Ordenó que todos los que supieran nadar se tiraran al agua y llegaran a la playa, y que los que no supieran se agarraran de tablas o pedazos de barco. Todos llegamos a la playa, sanos y salvos. (Hechos 27:1, 9-10, 14, 20-24, 37, 42, 44 TLA).

El suceso que acabamos de narrar es una síntesis del capítulo 27 del libro de los Hechos de los Apóstoles, de la Biblia (versión traducción al lenguaje actual).

Alguna vez nos vemos expuesto a situación extrema de peligro, de dolor y sufrimiento, de enfermedad catastrófica, de trágico accidente o de inminente naufragio donde sentimos que se agota toda la esperanza de vida. Aun ahí, siendo procesados, podemos recibir el oportuno socorro del Dios de nuestra esperanza". Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Y no solo en esto, sino también en nuestros sentimientos porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia, la perseverancia, entereza de carácter, esperanza" (Romanos 5:24 NVI). Y cuando todo termina podemos "comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta" (Romanos 12:2 NVI).

El mismo Señor afirma: "Yo se los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un triunfo lleno de esperanza". (Jeremías 28-11 VDHH). Esto es, un porvenir de felicidad, de paz y justicia.

jesus-camino-cielo

banca-la-super-grande

Banner Astrapu

zaglul-banner-higuamo

banner-tu-casa-del-este

contactos higuamo
Periódico El Higuamo