A+ A A-

¿Está su nombre escrito en el libro de la vida?

¿Toma en cuenta Jehová todo lo que sus siervos hacen para complacerlo? ¡Claro que sí! Y no solo se fija en sus obras piadosas o en cómo lo alaban, sino también en las cosas buenas que piensan sobre él, Jehová nunca se olvidará de sus siervos ni delo que han hecho a su favor. ¿Cómo podemos estar seguros? Gracias a unas palabras que hallamos en el libro de Malaquías. (Lea Malaquías 3:16).

En el siglo V antes de nuestra era, época en la que vivió el profeta Malaquías, el pueblo de Israel se encontraba en una situación espantosa. Los sacerdotes habían descuidado ssu deberes, y la gente se había entregado a prácticas que manchaban el nombre de Dios, tales como la hechicería, el adulterio y el fraude (Malaquías 2:(8; 3:5). Sin embargo, en medio de esa corrupción moral y espiritual, un pequeño grupo de israelitas se mantuvo leal a Jehová. ¿Qué hicieron para lograrlo?

El profeta explica: "En aquel tiempo los que estaban en temor de Jehová hablaron unos con otros". El temor de Dios es una cualidad muy deseable. Aquellos israelitas fieles sentían un profundo respeto por Dios y un miedo sano a desagradable. Además, dice el pasaje que "hablaron unos con otros". Esto pudiera indicar que llegaron a reunirse para alabar a Jehová y animarse mutuamente, lo cual los ayudó a mantener su fidelidad y purea.

Malaquías menciona que también mostraban dicho respeto de otra importante manera. Dice que "pensaban en su nombre", o según cierta versión de la Biblia, que "reverenciaban su Nombre". Así, es honraban a Dios hasta con sus pensamientos. En lo más secreto del corazón, meditaban en Jehová y en su precioso nombre. Pero ¿cómo demostró Dios que estaba al tanto de lo que hacían sus siervos?

"Jehová siguió prestando atención y escuchando", dice el profeta. Desde su excelsa morada en los cielos, Jehová prestó oído a sus conversaciones, escuchó sus alabanzas y se fijó en sus meditaciones (Salmo 94:11). Pero hizo algo más aparte de observar las buenas obras y los pensamientos sinceros de su pueblo fiel.

"Un libro de recuerdo empezó a ser escrito delante de él", señala Malaquías. Ese libro contiene los nombres de todos los que han servido letalmente a Dios. El hecho de que le llame un "libro de recuerdo" indica que Jehová nunca olvidará a sus siervos fieles ni lo que han hecho para glorificarlo: sus buenas obras, palabras y pensamientos. "El quiere recompensar con vida eterna a todo aquel cuyo nombre esté escrito de forma imborrable en ese libro (Salmo 37:29)".

Sin lugar a dudas, es animador saber que Jehová valora todo lo que hacemos a fin de adorarlo de la manera correcta. Ahora bien, las palabras de Malaquías 3:16 nos deben impulsar a hacernos una importante pregunta: "¿Está mi nombre escrito en el "libro de recuerdo de Dios?". Lo estará si procuramos que nuestras obras, palabras y pensamientos sean algo que Jehová quiera recordar.

jesus-camino-cielo

banca-la-super-grande

Banner Astrapu

zaglul-banner-higuamo

banner-tu-casa-del-este

contactos higuamo
Periódico El Higuamo